El restaurante Cepo Verde es un espacio simple pero acogedor. Un salón para 35 personas, con un banco tradicional y una estufa de lenã para los días más fríos. Situado en un entorno de montaña con un bonito paisaje y mucha vegetación (roble y castaño) es el lugar ideal para la convivencia familiar y para pequeños grupos de amigos.



En los días templados el espacio exterior permite cortos y bonitos paseos.