Antiguo molino de agua (con más de 200 años), a orillas del río Baceiro con amplia propiedad privada a lo largo del río, en un entorno rural de vegetación exuberante y tranquilo.

Fue la primera casa de turismo rural en la región noreste de Portugal y una de las primeras en el país.



Tiene dos dormitorios, uno con dos camas individuales y uno con cama doble (con baño privado) y también una litera empotrada en la pared de piedra al lado del horno tradicional, sala de estar con estufa de leña, cocina con chimenea, bodega, antiguo molino y barbacoa en el exterior. La casa se alquila en su totalidad. Capacidad total: 6 personas.