Pequeña casa ubicada en el pueblo de Vilarinho (donde se vio un oso en 2019), justo en el centro del Parque Natural Montesinho. Casa muy acogedora, restaurada con detalles distintivos y peculiares elementos de decoración. Ubicación ideal para senderismo.



Tiene dos habitaciones que, aunque pequeñas, tienen baño privado y acceso a un gran balcón. La cocina tiene todo lo que necesita para pasar unos días con familiares o amigos. Parking privado en el porche al lado de la casa. Capacidad total: 4 personas.